5 maneras de distraer los niños durante los viajes

5 maneres de distreure els nens en els viatges- Pares i Nens

Los desplazamientos son uno de los momentos más comprometidos de los viajes. Vayas donde vayas con niños, si hay un trayecto largo (sea en el medio de transporte que sea) al final se acabarán aburriendo y tenemos que tener herramientas para intentar que esto no pase, o bien, para minimizarlo. Al artículo de hoy os dejo 5 formas por que estos ratos pasen mejor:

1. Dormir: Hacer coincidir un traslado con el rato de dormir puede ser una buena opción. Por ejemplo, los momentos de las siestas pueden ser una buena opción para hacer kilómetros sin que los pequeños prácticamente ni se den cuenta. En otros desplazamientos más largos, quizás no es una mala idea viajar por la noche (avión, tren, barco…)

2.  Leer cuentos y/o dibujar: Una cajita de colores y unas hojas para pintar no ocupan prácticamente espacio y siempre son un buen recurso que los mantendrá muy distraídos durante un rato. Leer / que lean (si no se marean) también es una buena opción.

3. Inventar juegos: Contar árboles, jugar al veo veo o a juegos inventados. Imaginación al poder en función de la edad de los niños, para pasar un rato divertido y entretenido.

 

4. Cantar / escuchar música / explicar historias: Que mejor que ponerse a cantar? No importa mucho si son canciones infantiles o no tanto (cómo cuando íbamos de excursión a la escuela). Otra opción puede ser simplemente disfrutar de la música o inventarse historias o curiosidades sobre el destino del viaje (y si es al retorno, revivir las experiencias vividas).

5. Hacer uso de la tecnología también puede ayudar a tener los pecas distraídos. Mirar películas o  dibujos puede hacer que, siempre que no se mareen, estén muy entretenidos. Esto requiere de un reproductor portátil, una tablet o, por qué no? un móvil.

Mucha gente tiene miedo de hacer viajes largos con niños por si tienen una 'rebelión a bordo. Estos trucos que os he explicado hoy pueden ayudar a evitarlo, pero en ningún momento nos tenemos que olvidar de que son niños. Al final, si nosotros también nos aburrimos en algún momento no es de extrañar que a ellos no los pase… y en función de las edades, lo podrán gestionar mejor o peor.

Espero que os sean de utilidad!