Los beneficios de beber agua en los niños

Els beneficis de beure aigua en els nens- Pares i Nens

Desde el pasado 1 de mayo de 2017, en Cataluña ha entrado en vigor el impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas. Se consideran bebidas azucaradas los refrescos o sodes, las bebidas de néctar de frutas y zumos de frutas, las bebidas deportivas, las energéticas, las de té o café, las leches endulzadas, las vegetales y las aguas con sabores. El objetivo de este impuesto es frenar el consumo de estas bebidas puesto que están directamente relacionadas con la epidemia de obesidad, junto con otros malos hábitos.

A propósito de este anuncio, desde KIDSALUT Pediatras hemos creído oportuno haceros llegar este artículo sobre los beneficios del agua y los perjuicios de las bebidas artificiales.

El agua es un elemento esencial en nuestra alimentación. Una gran parte del cuerpo humano es agua y porque todo el metabolismo funcione bien, las células tienen que estar muy hidratadas. Sin agua, nuestro cuerpo dejaría de funcionar correctamente. El agua es necesaria porque cada una de las células de nuestro cuerpo funcione con normalidad.

Por este motivo, el agua está en las pirámides nutricionales como un alimento básico y esencial.

El consumo diario de agua es una de las principales recomendaciones para traer una vida sana.

A pesar de esto, en la actualidad existe una predilección por las bebidas artificiales. Esto pasa porque algunas empresas han diseñado bebidas que se hacen en base de agua, a la que añaden extractos de frutas o plantas, minerales y bastante azúcar.

Estas bebidas azucaradas (refrescos, zumos envasados, bebidas para deportistas) no tienen ningún beneficio para la salud:

  1. Provocan caries,
  2. Traen calorías vacías, es decir, calorías que no se acompañan de nutrientes interesantes como las vitaminas, minerales, fibra, proteínas,....Ejemplos de calorías vacías son los azúcares que contienen el refrescos, los zumos de fruta envasados, las golosinas y las grasas y azúcares que contienen los productos de repostería industrial. Estas calorías son excesivas por los niños con sobrepeso/obesidad y también para los malos comedores, puesto que los sacan la hambre para comer otros alimentos más saludables. Tampoco se recomiendan en niños con pes dentro de la normalidad puesto que su consumo aumenta la probabilidad de acontecer obeso.
  3. Hacen venir más siete.

En cambio, la agua es 100 % libre de calorías, no provoca caries, y calma la siete.

     

 CUÁNTA AGUA NECESITAN LOS NIÑOS?

En cuanto a los adultos, la OMS recomienda beber unos 2 litros de agua para mantener el organismo muy hidratado.

En cuanto a los niños, llama la atención la cantidad de agua que necesitan los más pequeños en proporción a la que necesitan los adultos teniendo en cuenta la medida corporal.

No hay una cantidad fijo de agua, puesto que variará en función de la actividad física y del calor ambiental, pero en líneas generales se estima que:

De los 0 a los seis meses, las necesidades de agua rondan los 700 ml al día, asumiendo que a esta edad el agua proviene prácticamente en su totalidad de la leche materna o de leche de fórmula.

De los 7 y los 12 meses, los requerimientos de agua son de unos 800 ml al día, entre la leche materna o de fórmula, los alimentos ingeridos en forma de triturats (fruta y verduras) y el agua.

Los niños de 1 a 3 años necesitan diariamente unos 1300 ml de líquidos, de los que se recomienda que 900 ml sean de agua (4 vasos).

Los de 4 a 8 años necesitan unos 1400 ml de líquidos al día, de los cuales 1200 ml (5 vasos) tienen que ser de agua

A partir de los 9 años las necesidades de agua se acercan a las de los adultos y en función de la actividad física requieren entre 2 y 3 litros de agua (de 8 a 12 vasos de agua)

Els beneficis de beure aigua en els nens- Pares i Nens

CUANDO TIENEN QUE BEBER AGUA?

  • Cuando tienen siete. Hay que tener en cuenta que los niños pequeños, igual que la gente mayor, pueden no reconocer o no manifestar la sensación de siete, por lo tanto, hay que ofrecerlos agua aunque no lo pidan.
  • Para acompañar las comidas. La bebida ideal para acompañar las comidas es el agua, puesto que no aporta calorías extras, y probablemente aumenta la termogènesi (consumo de calorías/ quema de grasas).
  • Cuando hace calor. Los niños pequeños sudan menos que los adolescentes y los adultos, y esto hace que toleren peor el calor (elevación de la temperatura corporal). Hay que ofrecerlos agua a menudo en ambientes cálidos.
  • Cuando se hace deporte. El agua es esencial antes, durando y después de la actividad física. Al sudar se pierde agua, y la deshidratación supone una disminución en el rendimiento deportivo. La mejor bebida para deportistas es el agua o el zumo de fruta natural mezclado con agua. No se ha demostrado que los electrólitos que contienen las bebidas para deportistas mejoren el rendimiento.
  • Cuando se está resfriado. El agua es el único mucolític (sustancia capaz de deshacer y hacer que las secreciones mucosas sean menos viscosas, facilitando su eliminación) que ha demostrado de manera concluyente su eficacia, por eso los pediatras recomendamos como base del tratamiento del resfriado, junto con los lavados nasales, la ingesta abundante de agua.
  •  

  • Cuando se tiene fiebre. El aumento de la temperatura corporal produce una pérdida de líquidos que es imperceptible (por evaporación) a través de la piel, por eso es muy importante ofrecer agua de manera frecuente cuando los niños tienen fiebre, a la vez que realizamos otras medidas físicas o administramos antitèrmics.
  • Cuando se tienen vómitos y/o diarrea. Los vómitos y la diarrea son una causa de pérdida de líquido corporal, que si son muy profusos pueden traer a una situación de deshidratación sobre todo cuánto más pequeño es el niño. En esta situación es muy importante la ingesta de agua, pero hay que tener en cuenta que con los vómitos y la diarrea no sólo se pierde agua, sino que también se pierden electrólitos y bicarbonato. Así pues, el mejor es ofrecer soluciones de rehidratació oral (SRO) formuladas expresamente para reponer estas pérdidas: Sueroral hiposódico®, Bioralsuero®, Citorsal®,... (no bebidas isotónicas ni preparados caseros)

AGUA DEL GRIFO O AGUA ENVASADA?

  • En general, el agua de consumo de la red pública a nuestro país es segura puesto que está sometida a muchos controles sanitarios. No obstante, algunas poblaciones pueden presentar concentraciones de nitratos más elevadas de las permitidas por la OMS (50 mg/L), de forma que antes de utilizarla como agua de consumo habitual os podéis informar en vuestro ayuntamiento, como gestor del servicio de abasto de agua.
  • Las aguas envasadas también se someten a controles muy estrictas, y son seguras para el consumo habitual. Pero tienen 2 inconvenientes: el precio y la acumulación de envases para reciclar.
  • No se tiene que consumir agua de pozos o de fuentes que no se hayan sometido a los controles sanitarios pertinentes.

Y POR QUÉ NO OTROS BEBIDAS?

Desgraciadamente hay muchas bebidas al mercado que son muy atractivas para los niños, provocando un consumo indiscriminado. Este consumo, junto con otros hábitos poco saludables, contribuye al mantenimiento de la epidemia de obesidad que nos amenaza de unos años cabe aquí.

Qué inconvenientes tienen los zumos envasados?

  • Tienen mucha cantidad de azúcares, aunque en la etiqueta declaren no tener azúcares añadidos. Los niños que toman estas bebidas de forma habitual tienen más riesgo de desarrollar exceso de peso/obesidad y diabetes.
  • No aportan el mismo que la fruta a pesar de que se hagan con zumo de fruta: faltan la mayoría de las vitaminas y de la fibra.
  • Al tomar cualquier alimento en forma líquida en lugar de masticarlo, se toma más cantidad de la necesaria.
  • Al ser tan calóricos sacan la hambre y los niños comen menos cantidad otros alimentos que son más importantes por su crecimiento.
  • Contribuyen en el desarrollo de caries.
  • Pueden causar molestias abdominales, flatulencia y diarrea, debido de a los azúcares que contienen.

     Y los refrescos?

Tienen los mismos inconvenientes que los zumos, y además no refrescan sino que dan más siete.

Y las bebidas para deportistas?

No se ha demostrado que estas bebidas mejoren el rendimiento deportivo. La mejor bebida para un niño que hace deporte es el agua o los zumos de fruta naturales mezclados con agua.

La mejor bebida que podemos ofrecer a un niño cuando tiene siete es el agua, pero también puede beber zumos de fruta natural (fruta exprimida o licuada), teniendo en cuenta que no tiene que sustituir la ingesta de la fruta en forma sólida, e infusiones no estimulantes sin azúcar.

EN RESUMEN: BEBER AGUA TIENE MUCHAS VENTAJAS:

  • Es la bebida que mejor saca la siete.
  • No engorda.
  • Permite saborear las comidas porque no los cambia el gusto.
  • Es económica y accesible.
  • Y sobre todo: es mucho, muy sana.