5 miedos de viajar con niños y como superarlas

5 pors de viatjar amb nens i com superar-les- Pares i Nens

Mucha gente viaja cuando no tiene hijos. Muchísima. Lamentablemente, una gran parte de esta gente deja de hacerlo cuando se convierte en padre y madre. Lo dejan de hacer porque empiezan a aparecer miedos y muchas veces son más fuertes que las ganas de conocer nuevos lugares. Hoy os hablaré sobre los miedos más habituales que me han hecho llegar e intentaré daros soluciones para superarlas.

El viaje y/o los desplazamientos

Muchos padres y madres estarían dispuestos a visitar algún lugar relativamente lejano si pudieran evitar el tema del desplazamiento; hay gente no se atreve a meter los más pequeños en un avión o en un tren durante horas… Bajo mi punto de vista, no se tiene que condicionar un rato que podría llegar a ser un poco incómoda para después disfrutar de un fantástico viaje, y la misma reflexión con los desplazamientos: no nos dé miedo hacer ruta para descubrir lugares; el único que tenemos que hacer es hacer que este rato estén entretenidos para hacer que sean una parte más del viaje (ya hablaremos más adelante de esto).

La comida

Sin tener en cuenta algunos lugares concretos, la comida no tendría que ser ningún problema si no lo es por los adultos. Si hablamos de un bebé que todavía hace lactancia materna y/o de fórmula, no hay más problema que traerla (en uno de los casos ya va incorporada :P); en cambio, si el pequeño o pequeña ya come alimentos normales, no tendría que haber excesivo problema en que coma el arroz de una forma diferente a la que lo hace en casa o una carne que no haya probado nunca… Y no os preocupáis mucho; al final, si hay hambre, seguro que prueban cosas nuevas :P.

 

Los tiempos muertos

A veces es inevitable tener que hacer cola para poder disfrutar de alguna atracción y/o actividad. Precisamente, este es uno de los momentos que muchos padres y madres temen… y dejan de hacer determinadas visitas para no tener que sufrirlas; de la misma forma que en los desplazamientos, tenemos que sacar provecho de estos momentos de la mejor forma posible (jugando, preparando otras actividades…)

La seguridad

A pesar de que con niños es posible ir prácticamente a cualquier lugar, si que es cierto que existen algunos (no muchos) a los que no es muy recomendable ir con niños pequeños… En cualquier caso, todavía quedan muchos lugares que conocer sin ningún problema de seguridad y de los que más de uno diría: allá irás con los niños? Al final todo es cuestión de sentido común y de tomar las medidas de precaución que se recomienden.

El aburrimiento

Y si no se lo pasan bien? Y si se aburren? Estas dudas son muy habituales en determinados padres y madres que no acaban de dar el paso para viajar con niños. Los niños se lo pueden pasar bien prácticamente en cualquier lugar; únicamente se los tiene que tener motivados, hacerlos partícipes y buscar actividades que puedan ser de su gusto. Sólo tenemos que cambiar el punto de vista y pensar en cosas que los puedan gustar del destino de nuestra visita.

Y básicamente estas son los miedos más habituales que me he ido encontrando por mi entorno… Os vienen a la cabeza más situaciones que hagan que la gente deje de viajar?

Hasta pronto!