7 Claves para elegir un juguete esta Navidad

7 Claus per triar una joguina aquest nadal- Pares i Nens

Con la Navidad a la esquina y los niños preparando la carta a Ses Majestades, os proponemos una breve reflexión sobre el mundo de los juguetes y como hacer una buena elige. Pensáis que los juguetes no son una cosa cualquiera: son un material que sirve a los niños para acercarse al mundo, descubrirlo, aprender, socializarse… A menudo no se los damos la importancia que tienen y acabamos eligiendo aquello que está de moda, o el que sale a la televisión sin pensarlo mucho.

Aquí os proponemos 7 claves a tener en cuenta antes de elegir un juguete:

  1. Para empezar querríamos transmitir una idea capital: los juguetes sólo son un instrumento… aquello que realmente importa es el juego! Además, hay que escoger juguetes adecuados por la edad del niño. Hay que tener en cuenta el estado maduratiu del niño, su fuerza, la movilidad y hay que respetar su crecimiento natural. No conviene forzarlo a entomar juegos que no le son propios. Un juguete también tiene que ser divertida, entretenida, estimulando… El juego, o es divertido o no es juego. Y no hay que decirlo: un juguete tiene que ser segura, lo damos por supuesto!

 

  1. En la variedad hay la diversión: Hay que tener juguetes de varios tipos: juego de construcción, juego de movimiento, juego de imitación, juego artístico o musical, juego de mesa, juego de lógica…. Demasiado a menudo acabamos regalando al niño aquello que sabemos que le gustará, pero es un reto muy guapo abrirle nuevas puertas a la diversión. De vez en cuando, los tenemos que acercar los juegos que no los llamen mucho la atención. Tenemos que arriesgarnos y escoger algún juguete fuera de su lista. Así tendrán la oportunidad de descubrir nuevas formas de entretenimiento y pasatiempo.

 

  1. No os pasáis! Los excesos no son buenos.  Es mejor tener una cantidad menor de juguetes pero llenas de posibilidades. Todos conocemos casos de montones y montones de juguetes que cada año son ignoradas por los niños porque ya se han cansado. Por qué no presentar una propuesta de largo recorrido, con la que puedan seguir interactuando durante años? Por ejemplo, juegos de observación, juegos de construcción, rompecabezas, juegos en equipo, juegos de exterior para jugar durante horas y que sigan siendo estimulantes con el paso de los años. Y por otro lado, si tenemos muchos juguetes.. qué os parecería no darlas todas de golpe, e ir dosificant-las? Así las cogerán con mucha más ilusión.

 

  1. Muchas veces los niños prefieren materiales sencillos que complicados. Es preferible apostar por materiales poco estructurados o poco dirigidos. Es decir, materiales que permitan que el niño los revuelva, sea creativo, los haga y los deshaga y los busque las cuatro patas. Son los materiales con las propuestas lúdicas más firmes detrás. Algunos ejemplos de estos materiales versátiles y poco dirigidos pueden ser la arena, el barro, juegos de construcción, juegos de exterior, juegos de imitación no muy definidos… Son los opuestos a los juguetes con muchas llumetes, colores muy vivos y sueños estridentes, que no te permiten hacer mucha cosa y que a la cabeza de unos meses acaban cayendo en el olvido por siempre jamás.

 

  1. Cuento con mirar demasiado la tele para decidir los juguetes! El bombardeo de anuncios que sufrimos durante estas fechas a la televisión y los folletines que llegan a casa siempre provocan deseos incontrolables de quererlo todo. Obviamente, la gracia de los regalos de Reyes es hacer felices a los nuestros, pero hay que equilibrar estos deseos con otras propuestas de más recorrido, que también los resultarán divertidas.

 

  1. Calidad y  precio no son el mismo.Un juguete tiene que tener calidad. Esto quiere decir que tiene que ser duradera, tiene que estar hecho con materiales robustos (y si puede ser nobles) y tiene que tener una propuesta lúdica clara. Ahora bien, esto no significa que tenga que ser cara, ni tampoco quiere decir que un juguete barato no pueda ser de buena calidad. El que os planteamos es que hacéis una pequeña reflexión sobre que queréis comprar.

 

  1. Los juguetes transmiten una visión del mundo. Jugando es cuanto más aprenden los niños. No jugabais de pequeños a botiguetes? A padres y madres? A hacer de animales? El juego es el primer contacto que tienen los niños con las normas sociales. A medida que vayan creciente, el juego configurará los roles de género, las reglas y el autocontrol. De pequeños nos enseñan cómo es el mundo que nos rodea…. así que no regaláis juguetes bélicos, ni sexistas… Feudo del mundo un lugar mejor!