Jugamos a practicar el trazo sobre la sal o la arena?

Siempre he pensado que en verano los niños y niñas tienen que jugar, vivir y no los tenemos que agobiar con demasiado trabajo convencional, porque ellos también necesitan descansar y desconectar.

Aún así, cuando todavía son pequeños cada actividad diaria ya acontece un momento para aprender, y a pesar de que no soy partidaria de los pesados cuadernos de verano repetitivos y sin sentido, sí que soy partidaria de potenciar su autonomía y su curiosidad innata para repasar todos aquellos contenidos que hayan podido trabajar durante el año a la escuela, pero partiendo de las experiencias de su día a día.

Así pues, pueden continuar reconociendo letras, leyendo, escribiendo, contando y sumando mientras vais al mercado a comprar, paseáis por la calle o la playa y leéis los carteles y las matrículas del coche.

La actividad que hoy os traigo seguro que lo habréis visto algunas veces por internet, y a pesar de que parezca sencilla, no quiero sacarle importancia al hecho de que mientras trabajan la motricidad fina están trabajando otros aspectos.

La motricidad gráfica pasa por diferentes etapas y en este caso nos centraremos en las finales, cuando el garabato ya está más controlado y empiezan la etapa en que ya son más conscientes de las formas, las relacionan con el entorno y nosotros como adultos también ya nos es más fácil interpretar aquello que hacen.

Los beneficios de trabajar la motricidad gráfica son varios:

  • Mejoran su habilidad manual
  • Aprenden a adecuar la fuerza muscular al trazar
  • Mejoran su capacidad psicomotora
  • Desarrollan la capacidad perceptiva y representativa
  • Exploran su lateralidad
  • Aprenden sobre orientación y disposición en el espacio, cosa que los ayuda en la representación de las grafías.

La actividad que os propongo es low - coste total, de hecho, si vivís cerca de la playa podéis hacerlo directamente sobre la arena.

En este caso, necesitaremos:

 

  • La tapa de una caja de zapatos
  • Sal

Después de poner la sal a la tapa ya podemos empezar a jugar/practicar.

Podéis utilizar el propio cuerpo como la mano, los dedos o el pie si estáis en la playa, como elementos artificiales como palos, lápices, …

Si vuestras criaturas todavía no reconocen letras, podéis empezar para interpretar patrones. Podéis empezar por patrones más sencillos de líneas rectas de arriba abajo, de bajo arriba y de lado a lado o hacer patrones más complejas como zig-zag, olas, etc.

Si ya empiezan a dominar la escritura, o su nombre podéis empezar para que escriban las letras de su nombre, la inicial de la madre, el padre, el hermano,…

Y si la actividad le gusta mucho, podéis incluso preparar unas targetetes con diferentes patrones o palabras y dejarlo que vaya probando libremente.

Juguem a practicar el traç sobre la sal o la sorra?- Pares i Nens

Os recomiendo que estéis alerta y os fijáis en qué mano tiene tendencia a escribir, y si es zurdo/na, controláis que empiece los patrones o las palabras desde la izquierda hacia la derecha.

Espero que os guste la propuesta, además, aparte de la parte didáctica también es un buen recurso para volver a la calma o relajarse. No has probado nunca de escribir a la arena? ;)

Hasta pronto!