5 actividades para jugar (y aprender) al aire libre con los niños

Si se disfruta de terraza o jardín a casa, hay muchas actividades para hacer al aire libre sin salir a la calle

A pesar de que estos días las salidas en la calle están muy limitadas por el confinamiento que se vive en casa nuestra, si sois de los afortunados que tenéis terraza a casa, hay que disfrutar de los beneficios de jugar al aire libre con los niños.

Y es que estos días la tecnología está tomando una relevancia más importante de la que ya tenía, pero hay que apartar la mirada de las pantallas y disfrutar del aire libre. Una práctica que nos aleja del sedentarismo y nos aporta múltiples beneficios para la salud.

Además, jugar en familia aporta muchos beneficios, como por ejemplo fortalece los lazos familiares, se aprenden a respetar las reglas, se crea un espacio de comunicación, y se aprenden o potencian habilidades, entre otras.

 

Hoy os proponemos 5 actividades para hacer con los niños al aire libre:

Jugar a pisar globo

Si queremos que los niños se muevan, esta es una opción muy divertida con la cual podéis jugar también los adultos. Únicamente necesitáis globo y cuerda. Así, a cada participante, le ligáis un globo al tobillo con una cuerda que no sea demasiado larga. A partir de aquí, los participantes tienen que explotar, con pisadas, los globos del resto de participantes. ¡Ganará el último que tenga el globo entero!

Carrera de sacos

 

Otro juego en familia al aire libre que se puede hacer a la terraza de casa es la tradicional carrera de sacos. Necesitáis bolsas de basura grande, y marcar dos líneas a tierra a una cierta distancia. Uno de los participantes (que no compita), dará el pistoletazo de salida, y gana quien primero llegue a la otra línea saltando dentro de la bolsa.

Hacer yoga en el jardín.

Mantenerse activo y hacer ejercicio es fundamental para pasar mejor el confinamiento. Son muchas las personas que estos días han empezado a hacer ejercicio en familia en casa suya. Una propuesta es practicar yoga al jardín, nos relajará y, a la vez, trabajaremos la elasticidad muscular.

Hacer collares con objetos naturales.

Seguro que a la terraza (o al balcón), tenéis algunas plantas. Ahora que es época de flores, podéis aprovechar sus flores, y también hojas, para secarlas y hacer collares. Mientras los preparáis, podéis enseñar a los niños más información sobre aquellas plantas, a la vez que pasáis un rato entretenido.

Construir un reloj solar.

Medir el tiempo puede ser muy divertido si los enseñamos a los niños como lo hacían los egipcios hace una pila de años. Así, podemos construir un reloj de sol al jardín, clavando un clave sobre la vertical del suelo, y con la proyección de su sombra, podemos enseñar a los más pequeños a saber qué hora es.