Como incorporar el Slow parenting a nuestra vida familiar

Com incorporar l'Slow parenting a la família- Pares i Nens

Sobreprotegim nuestros hijos? Planificamos sus actividades al milímetro, queremos que sean los mejores en todo y darlos una infancia "perfecta"?

Frenamos. Esto es el que predica la tendencia de crianza pausada (o "slow parenting"), un estilo de crianza/educación más pausat, que tiene por objetivo encontrar el equilibrio, con más tiempo libre por pequeños y grandes, y una planificación familiar menos estresando, más relajada para afrontar el día a día.

Si os interesa la crianza pausada, o "slow", tenéis que saber que es algo que hay que implantar de manera gradual a casa vuestra, puesto que es clave que cada uno de los miembros se impregne del placer de disfrutar la vida sin prisas.

Los padres y madres slow entienden que la crianza de sus hijos es un viaje, no un proyecto empresarial. Dan a sus hijos tiempos y espacio para explorar el mundo bajo el suyos propios esquemas, confían en ellos.

[su_quote]La crianza lenta permite que nuestros hijos sapiguen quién son, y no el que nosotros queremos que sean [/su_quote]

Y es que un niño, al fin y al cabo, el que necesita es jugar, y no sólo para divertirse. El juego nos prepara para nuestras experiencias y relaciones sociales futuras, es un entrenamiento para la edad adulta.

Com incorporar l'Slow parenting a la vida familiar- Pares i Nens

Qué actividades podemos hacer para incorporar la "slow parenting" en casa nuestra?

El verano es un buen momento para empezar, y una buena manera de hacerlo es poniendo en práctica estas actividades poco a poco:

 

  • Dejáis de banda las prisas para levantarse y disfrutáis de quitarse con tranquilidad y más buen humor.
  • La vida de una familia se hace, en buena parte, alrededor de la mesa. Siempre que sea posible, almorzáis, coméis y cenáis saboreando los platos, charlando, y sin distracciones como televisiones, móviles o mesitas por el medio.
  • Haced excursiones a lugares tranquilos y que potencien la creatividad de vuestros hijos. Es importando el contacto frecuente con la natura, es el mejor antídoto contra el estrés, e invita al relax.
  • Encontráis cada día un rato para hacer cosas divertidas juntos, reír y relajarse. Jugáis a juegos sencillos, sin pantallas, los de siempre.
  • Dedicáis estonetes a no hacer nada, sólo a estar estirados por cualquier lugar de la casa.
  • Apagáis los móviles o dejadlos de banda; los ratos para los niños y niñas son sólo para ellos.
  • Procuráis que en el calendario familiar todos los miembros tengan suficiente tiempo de inactividad para descansar.

Y, siempre, recordáis que los niños y niñas son niños: no hay que pretender que se comporten como adultos antes de tiempo.