Si tu hijo quiere un perro, evalúa las ventajas e inconvenientes

Un nen acaricient un gos de mida mitjana davant d'una finestra

Hay un momento en toda vida familiar que los hijos quieren un perro en casa. La petición de una mascota porque conviva con la familia aporta muchas ventajas, pero también se tienen que conocer los inconvenientes. Tener un animal en casa comporta un tiempo de adaptación y de compromiso. Se tiene que cuidar, se tiene que alimentar, se tiene que pasear y se tiene que traer al veterinario cuando toque. Se tiene que tener claro que la tenencia de un ser vivo a casa es un compromiso de por vida. Además, es una ensenyança que acaba condicionando como los niños se relacionan con las mascotas.

El primero que se tiene que hacer es explicar el niño o niña el que implica tener un animal en casa. También se tiene que abordar con ellos last asques que tienen que hacer diariamente para tenerlo en buenas condiciones. Aún así tenemos que tener claro que la responsabilidad es de los padres. Para tener un animal se tiene que estar preparado y no todas las familias tienen porque tener uno si no se comprometen.

Una vez os decidís incorporar una mascota a la familia se tiene que evaluar la edad del niño. Tenemos que tener en cuenta también la edad del animal: cachorro, adulto o senior. Es importante analizar qué animal encaja con la familia, sabiendo que los perros y los gatos requieren atención cada día. Pescados, tortugas, pájaros, conejos o hámsters, reclaman menos atenciones.

Si la elección es un perro o un gato tenemos que saber qué casuísticas tienen cada raza y elegir-le en función de la natura de cada familia. Hay razas más dóciles, que necesitan quemar energía cada día, más nerviosos, de medidas grandes, medias y pequeñas... El mejor es consultar con un profesional.

También existe la oportunidad de adoptar, puesto que las protectoras están llenas de mascotas, de todas las razas y colores, grandes, pequeños, jóvenes, adultos y seniors, esperando una segunda oportunidad.

Ventajas de tener una mascota en casa:

  1. Fomenta el respeto por la natura: Empatitzar con un animal hace descubrir el respeto por los seres vivos.
  2. Favorece la sociabilidad: El respeto y la empatía: Tener una mascota en casa hace crecer las habilidades sociales, la comunicación y la colaboración en las tareas.
  3. Incrementa la responsabilidad: En tener que hacer tareas diarias hacia un ser vivo que depende de una persona, aumenta la responsabilidad y entender que es la dependencia y respetarla.
  4. Crean lazos familiares más profundos: Que toda la familia participe de las curas de un animal hace crecer los vínculos.
  5. Mejora la forma física: Si se trata de un perro, los paseos pueden acabar siendo una buena actividad física por los niños y también para sus familias. Además, se fomenta las actividades en familia.
  6.  

  7. Desestressen: Los animales suponen un apoyo emocional y acariciarlos tiene terapéuticas.
  8. Además y en caso de niños con autismo o problemas de relación, tener animales a casa mejora sus habilidades sociales, en tener que relacionar con ellos cada día. Según los expertos los niños con autismo propietarios de animales tienen más facilidades para interactuar con otras personas.

Inconvenientes de tener una mascota en casa

  1. Necesitas atenciones cada día o casi diariamente, dependiendo del animal.
  2. Si no los limpiamos a menudo, según el tipo de animal, pueden oler mal.
  3. Los cachorros, en un inicio, que pueden ser los seis primeros meses, se hacen las necesidades encima y pueden llegar a romper muebles de la casa, pero también juguetes, zapatos...
  4. Se tiene que destinar un presupuesto al comer, veterinario, residencias caninas y otras. El perro es el animal más caro de mantener seguido del gato, mientras que para pescados, pájaros o tortugas el gasto es notoriamente mucho más inferior.
  5. Si queremos ir de vacaciones sin ellos o no nos los podemos llevar tenemos que buscar un lugar donde dejarlos.
  6. En el caso de fiestas mayores o celebraciones con pirotecnia como San Juan, se tiene que ser paciente y se los tiene que ayudar porque no pasen ni miedo, ni se estresen.
  7. Una vez el animal muere, comporta un arriba abajo dentro de la familia y a los más pequeños se los hay de explicar que es y que significa la muerte.