Vosotros podéis sanar vuestras finanzas

Vosaltres podeu sanar les vostres finances- Pares i Nens

A finales de agosto nos dejó Louise Hay, pionera de los libros de autoayuda. El encabezamiento de esta entrada del bloque es un pequeño homenaje a una de sus obras más relevantes, "Usted puede sanar su vida". Me he permitido parafrasear y traer este título al campo que me ocupa. Con un proceso de cura financiera tú puedes sanar tus finanzas.

Dentro de los suyos varios escritos, destacaría especialmente algunos conceptos. Por sorpresivo que sea, se pueden aplicar de manera muy práctica también al campo de las finanzas. Veámoslos:

  1. Somos responsables al cien por ciento de todas nuestras experiencias.
  2. El momento del poder es siempre el presente.
  3. En nuestros peores momentos, pensamos "yo no sirvo".
  4. Sólo es una idea, y las ideas se pueden cambiar.

De una manera u otra, el que intentamos transmitir a conseguir con nuestros clientes va por esta línea.

Sanar vuestras finanzas: todos nos equivocamos

 

Ciertamente, todos nos equivocamos. Y me gustaría añadir: y qué? No hay nadie quien nazca enseñado y, al final, la vida no deja de ser un proceso de aprendizaje.

Más allá de las equivocaciones, el que es importante es tomar conciencia de qué han sido estas y que se puede hacer para no repetirlas. No sirve de nada quejarse.

Contrariamente, sí es muy bueno hacer un repaso de todas las cosas de las cuales estamos satisfechos a nuestra vida. Y agradecer que contamos con ellas. Esto nos da energía para encarar retos que hasta el día de hoy no hemos sido capaces de superar.

Sanar vuestras finanzas: el momento es ahora

Conocéis la palabra "procrastinació"? Consiste al dejar para más adelante acciones o actividades que se tienen que atender por otras de más irrelevantes y agradables.

Es comprensible que pasar un par de horas analizando las propias finanzas no es una actividad que apetezca para la gran mayoría de la gente. Pero también puedo afirmar que la presa de conciencia que esta inversión de tiempo aporta resulta de gran ayuda.

Todo cambio empieza en el momento que decidimos ponernos en marcha, y a menudo el éxito pasa para modificar algunos hábitos y adoptar de nuevos. No es cierto que "no servimos", todo es cuestión de entrenamiento: al principio, habrá que estar atento para no repetir costumbres que hasta ahora nos han perjudicado. No obstante, a medida que vamos avanzando los nuevos hábitos acontecerán mecanismos de cura financiera.

Sanar vuestras finanzas: coaching financiero

De manera frecuente, es más fácil analizar un asunto cuando no se está directamente implicado en él. Por este motivo, recibir un buen acompañamiento en el proceso de análisis es un fantástico apoyo, porque ayuda a no desfallecer y aporta una visión del problema "desde fuera".

Qué te parecería empezar a sanar tus finanzas?