Como tomar la temperatura para saber si los niños tienen fiebre

Tomar correctamente la temperatura es importante para conocer si se atravesando un proceso infeccioso

La actual situación de pandemia por la Covid-19 obliga a tomar la temperatura a los niños antes de ir a la escuela. Además, y cada centro educativo tomarán la temperatura antes de iniciar la actividad docente. La fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma de infección vírica o bacteriológica. Tenemos que recordar que la fiebre supone también una solución a la infección.

Por eso, tomar correctamente la temperatura es importante para conocer si se está atravesando un proceso infeccioso.

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, la temperatura se puede clasificar según los grados:

 
  • Temperatura normal: 36-37° C en el caso axilar y hasta 37,5° C rectal
  • Febrícula: Entre 37 y 38° C
  • Fiebre moderada: Entre 38 y 39° C
  • Fiebre alta: Entre 39 y 40° C
  • Fiebre muy alta: Más de 40° C


A qué partes del cuerpo podemos medir la temperatura:

  • Vía rectal: Se trata de una medición muy fiable, puesto que se mide la temperatura central del cuerpo y se altera menos por factores externos, es peligroso si el niño se mueve y el termómetro se rompiera, por el que no está recomendada de forma rutinaria. Medida en el recto, se considera normal una temperatura de entre 36,5 y 38º C.
  • A la boca: Se tiene que colocar el termómetro bajo la lengua, cerrando los labios y respirando por la nariz. En la boca, se considera normal una temperatura algo más baja, de entre 35,5 y 37,5º C.
  • A la axila: Es el método preferido y más extendido para ser lo más fácil de tomar. Para tomarla pondremos el termómetro bajo de la axila y presionar el brazo contra el cuerpo. La temperatura normal es de entre 34,7 y 37,3º C.