La mandarina, la fruta de temporada preferida para niños y niñas

La fruta del mandariner acumula una buena cantidad de ácido fòlic y B1, B2 y B6

La mandarina es la fruta por excelencia del otoño y el invierno. La mandarina es el fruto del mandariner y por su medida vendría a ser la hermana pequeña de la naranja, puesto que comparte color y forma. La mandarina es fácil de reconocer por su piel arrugada y por su interior dividido en grillos que se separan fácilmente. Por eso es una de las frutas preferidas por los niños, puesto que fuera de que los encanta pelarla a ellos, tiene un gusto agradable y dulce.
Su nombre se debe de al color de los vestidos que vestían los mandarins, gobernantes de la antigua China, un colectivo que tenía el privilegio de comer este fruto.

Como el resto de cítricos, la mandarina es rica en vitamina C, flavonoides, betacarotè y aceites esenciales. Aunque no es tan rica en vitamina C como la naranja, su aportación es considerable, puesto que un par de mandarinas cubren la mitad diaria de vitamina C. Además, la mandarina se acompaña de más betacarotè o provitamina A que a la naranja.

La fruta del mandariner también acumula una buena cantidad de ácido fòlic y B1, B2 y B6. La mandarina también aporta potasio, calcio y magnesio y, en menor cantidad, hierro, zinc y fósforo . Todos estos componentes hacen de este fruto un alimento muy completo que le confieren múltiples ventajas para niños y adultos:

 
  1. Refuerza las defensas: Por su contenido en vitamina C, las mandarinas refuerzan la inmunidad y estimulan las defensas, de forma que ayudan a prevenir gripes y resfriados. La mandarina también alcalinitza la orina e inhibe la aparición de infecciones en las vías urinarias.
  2. Son capaces de combatir la anemia: Su aportación en vitamina C ayuda a absorber el hierro que aportan otros alimentos vegetales y favorece la producción de glóbulos rojos. Por el que la mandarina es una buena opción para personas con anemia.
  3. Fomenta el sistema cardiovascular y es buena para deportistas: El potasio de este fruto actúa como diürètic natural. Los flavonoides que contiene como el hesperidina protegen las paredes de los vasos sanguíneos, y la pectina rebaja el colesterol perjudicial (LDL), por el que reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Los nutrientes de la mandarina hacen que se pueda reponer el líquido y los minerales perdidos durante el ejercicio y cuando te pones algus grilla a la boca enseguida se te llena de líquido.
  4. Evita el estreñimiento: Su fibra estimula el movimiento intestinal y reduce la absorción de grasas y sustancias tóxicas.
  5. Se ideal para las embarazadas: El ácido fòlic y la vitamina C son imprescindibles en los procesos de división celular los primeros meses de gestación.