5 recomendaciones para leer en casa con los niños en tiempos de coronavirus

Recomendaciones para fomentar la lectura y la comprensión lectora

Los padres y madres tenemos que ayudar a estimular las ganas de leer de nuestros niños. El papel que juega la comprensión lectora es muy importante para obtener buenos resultados en las materias.

Hay que decir que en la situación actual de confinamiento dentro de casa, las familias han tenido que asumir unas responsabilidades de educación escolar impensables de imaginar hace unos meses. En esta situación podemos dar unas recomendaciones para fomentar la lectura y su comprensión:

 
  1. En este tiempo de confinamiento hay que tener rutinas para todas las actividades diarias que hacemos, un horario preestablecido y un lugar cómodo para leer con nuestros hijos e hijas.
  2. Leerlos en voz alta y así se los haremos de modelo lector. Tenemos que tener en cuenta de controlar el tono de voz, la entonación, los cambios de ritmo, los silencios, etc. Pensamos que los niños y niñas son imitadores de los adultos y si se los pedimos que también lean ellos con voz alta una rato, nos servirá para detectar y corregir si tienen alguna dificultad.
  3. Comentar nosotros cuando estamos leyendo o al acabar nuestras impresiones sobre el texto, como si nos ha gustado, intercambiar opiniones, si se los recuerda una situación real vivida o leída, si suponen como acabará la historia... Si no son ellos, nosotros podemos aprovechar para preguntarlos: ¿Sabes que quiere decir esta palabra?¿Piensas que la protagonista del cuento está triste o enfadada?
  4. Dejar que elijan lo que quieren leer, aunque nosotros les proponemos lecturas diferentes como libros de cómicos, de álbumes gráficos, de relatos, de juegos y adivinanzas, revistas infantiles, históricos, de ciencia-ficción, etc.
  5. El mundo digital ofrece recursos interesantes por la lectura y los juegos didácticos y que nos pueden servir para jugar o compartir.

En todas las actividades de acompañamiento a la lectura con los niños, los adultos tenemos que tener mucha paciencia y no tener prisa. Si se cansan de leer o hay aquel día que no se concentran, se los falta fluidez o ritmo, quizás habrá que dejarlo por otro rato o bien por el día siguiente.

 

Més informació