Por qué es difícil conciliar el sueño durante el embarazo?

Per què és difícil conciliar la son durant l'embaràs?- Pares i Nens

Durante los meses previos al parto, es muy habitual que a la futura madre le cueste conciliar el sueño por las noches debido a que la barriga cada vez es más gorda y el bebé acostumbra a moverse más a su interior. A pesar de que a veces puede ser complicado, se pueden seguir algunos consejos que te ayudarán a descansar mejor en esta etapa.

Cada mujer vive el embarazo en su manera, según sus características fisiológicas, biológicas y psicológicas pero, en términos generales, las futuras madres pasan por una serie de etapas comunes. Por ejemplo, a partir del último trimestre antes del parto, cuando el niño ya ejerce un peso considerable en el interior de la barriga, es habitual tener ciertas molestias a la hora de dormir.

Las ganas de ir al baño constantemente, la sensación de acidez o la angustia por la llegada del parto pueden atrasar el momento de conciliar el sueño por la noche, cosa que dificultará la rutina diaria de la futura madre. A pesar de que es imposible controlarlo al 100%, hay algunas consideraciones que se pueden poner en práctica para descansar al máximo posible durante esta etapa de embarazo.

Además del conocimiento popular y de los consejos de conocidos y familiares que ya han pasado por esta situación, os queremos dar algunas recomendaciones profesionales.

Qué puede impedir conciliar el sueño?

  • Durante los últimos meses de embarazo aumenta la frecuencia con la que se tiene que ir al baño a miccionar puesto que el bebé ejerce más presión sobre la vejiga de la futura madre. Esto podrá hacer que te despiertes más de un golpe durante la noche y que te cueste volver a coger el sueño un golpe vuelvas a la cama.

 

  • A medida que el niño va creciente y ocupa más espacio, puede hacer más presión sobre el diafragma cosa que puede generar dificultad a la hora de respirar. No tendría que ser un problema pero si en tu caso te cuesta mucho, prueba diferentes posiciones. Normalmente la posición de decúbit lateral izquierdo es la que te ayudará a recuperarte más rápidamente.

 

  • Puedes tener dolores y molestias tan a las piernas como la espalda debido de al peso extra que el cuerpo carga y como consecuencia que te cueste coger el sueño.

 

  • La frecuencia cardíaca también se incrementa durante toda la gestación unos 10 latidos por minuto. Esto podría generarte una sensación de angustia o impedir que cojas el sueño con la facilidad habitual.

 

  • Angustia y pesadillas que muchas mujeres sufren ante la inminente llegada del parto, sobre todo en el caso de las madres tempranas.

 

  • La acidez gástrica es muy habitual durante el embarazo puesto que el sistema digestivo se vuelve lento y los alimentos están más tiempos al estómago y a los intestinos. Se puede acentuar durante la noche.

 

Consejos para dormir bien durante el embarazo

  • Intenta respetar los horarios e ir a dormir regularmente a la misma hora.

 

  • Evita hacer siestas largas durante el día puesto que esto podría hacer que no tengas sueño cuando llegue la noche. Si tienes costumbre de hacerlas o te notes muy cansada no más 20 - 30 minutos.

 

  • No es aconsejable practicar actividades físicas horas antes de ir a dormir puesto que activan los neuro-transmisores que mantienen el cuerpo y la mente en estado de alerta y vigilancia.

 

  • No bebas mucha agua durante las últimas horas de la tarde. En los últimos meses de embarazo, el bebé ejercerá presión contra tu vejiga el que hará que tengas que hacer viajes más seguidos al baño. Si bebes menos antes de ir a dormir, evitarás hacerlo tanto habitualmente.

 

  • Sigue una alimentación variada y equilibrada. No te atipis ni te quedes con hambre puesto que esto podría provocarte una digestión más pelmaza o tener la sensación de hambre a media noche. Es conveniente tomar un yogur o un vaso de leche antes de ir a dormir, de este modo los niveles de glucosa en sangre se mantendrán y no tendrás hambre durante la noche si te despiertes.

 

  • Modera tu consumo de bebidas con cafeína, teïna o estimulantes, sobre todo durante las últimas horas de la tarde.

 

  • Te puede servir realizar alguna actividad relajante cuando te acuestes. Por ejemplo, ver una película, leer un libro o hacer alguna actividad manual.

 

  • Cuando el volumen de tu barriga sea grande, prueba a dormir de lado izquierda, con una almohada entre las piernas y un grande a las espaldas.

 

  • No obstante, si a pesar de seguir estos consejos sigues sin poder dormir, no hace falta que te quedes a la cama. Levántate y haz alguna actividad tranquila hasta que consigas que te venza el sueño.

 

  • Si estás angustiada por la proximidad del parto y no consigues conciliar el sueño porque le mujeres cercas al tema cuando te acuestas, prueba a practicar alguna actividad como el yoga o la meditación. Puede venirte muy bien para tranquilizarte y quedarte dormida.

 

Si sigues estos consejos pero continúas teniendo problemas para conciliar el sueño, no te angusties donante demasiado vueltas sobre este tema. Intenta descansar cuando tu cuerpo te lo pida, utiliza el sentido común y sobre todo confía en tú y en tu bebé.