Los 10 síntomas de embarazo antes de la primera falta

Símptomes d'embaràs_Pares_i_Nens

Desde el primer momento en que un óvulo es fecundado por un espermatozoo, empieza la más gran revolución hormonal en el cuerpo de una mujer. Seguramente, el cambio más importante en el organismo de una mujer que experimentará a lo largo de su vida. Y es que el embarazo es una de las más bellas, sorpresivas y maravillosas expresiones de la naturaleza humana.

Cómo hemos dicho, cuando una mujer se queda embarazada, empiezan una serie de cambios en su organismo, que talmente parecen programados como el mejor de los programas de ordenador, para llevar a cabo con éxito la creación de una criatura, su nacimiento, asegurando también su supervivencia posterior con el amamantamiento materno.

No necesariamente aparecen todos estos síntomas a todas las embarazadas, si bien los expertos coinciden, que son los que más frecuentemente manifiestan la mayoría de ellas.  Así pues y partiendo de esta premisa, los síntomas de embarazo, pueden empezar a manifestarse desde los primeros días después de la concepción.

Aquí te explicamos los 10 primeros síntomas que podrían indicar un embarazo después de tener relaciones sin protección, durante el periodo de ovulación :

1. Fatiga, falta de energía y carencia de aliento

Sin ningún motivo aparente, te puedes encontrar muy cansada, que te cuesta mucho quitarte por la mañana, que tienes mucha somnolencia durante el día o que te quedas dormida muy pronto al atardecer. Te carece energía, te cuesta mucho recuperarla y puedes tener la sensación que te falta el oxígeno al andar. Algo está pasando... A veces, estos mismos síntomas pueden darse también antes de la menstruación, pero si notas que es algo nueva, que no te pasa normalmente, podrías sospechar que hay algo más a tener en cuenta.

Cuando se produce un embarazo, aumentan los niveles de progesterona, el que puede provocar este cansancio desde la primera semana después de la concepción. También hay un aumento en la producción de sangre, para apoyar al crecimiento del feto. Nuestro organismo está trabajando a un ritmo frenético para enviar toda la sangre al útero. Todo ello agota los niveles de energía especialmente si no se toman suficientes minerales, vitaminas, hierro y líquidos en la dieta (de aquí la importancia de seguir las recomendaciones de los expertos para seguir una dieta sana durante el embarazo).

Es recomendable dormir todas las horas que tu cuerpo necesite y comer bien. Esta carencia de energía, en caso de que sea debida a un embarazo, es temporal, y suele recuperarse en el segundo trimestre.

2. Ligero sangrado

Una semana antes, aproximadamente, del momento en que te tiene que venir la regla, es posible que tengas un ligero sangrado, quizás te pienses inclús, que es la menstruación, pero también podría ser el que se denomina sangrado de implantación por embarazo.

El sangrado de implantación sucede cuando, dos semanas después de la concepción, el óvulo fecundado se adhiere a la pared del útero. La demasiada celular es ahora un blastocist, que tiene una demasiada celular externa que se convierte en la placenta, y una demasiado celular interna que se convierte en el embrión.

La sangre puede ser de color rosa o marrón y puede ir acompañada de pequeños dolores agudos similares a los de la menstruación. Este pequeño sangrado puede ser tan sólo unas gotas y durar un par de días.

3. Dolor y sensibilidad en los pechos

Es posible que antes de venirte la menstruación hayas sufrido algún golpe molestias en los pechos. Si es así también es posible que te confunda el hecho que sientas síntomas similares en el supuesto de que estés embarazada. Aún así, quizás puedes observar alguna pequeña diferencia (en la intensidad, por ejemplo).

Dos semanas después de la concepción, los pechos se empiezan a preparar por el amamantamiento. El aumento de los niveles de las hormonas progesterona y estrógeno, así como el aumento del flujo sanguíneo a esta zona, produce que los pechos aumenten de volumen , hagan daño y haya mucha más sensibilidad. También puedes observar como las arèoles se oscurecen y se hacen más grandes.

4. Abultamiento a la parte abdominal

Puedes empezar a notarte hinchada de la barriga, te cuesta más abrocharte los pantalones, parece que te has engordado un par de kilos... tan podría ser que "te tiene que venir la regla" o bien un indicio de embarazo. En caso de embarazo, es debido al aumento del nivel de la hormona progesterona.

5. Náuseas, aversión a la comida y a los olores

Algunas mujeres embarazadas explican que pensaron que lo podían estar porque al preparar alguna comida determinada se los produjo mucho asco, o bien por su textura, por su color o por el fuerte olor.

Esta sensibilidad a algunas comidas y olores de manera repentina, así como notar malestar estomacal o náuseas, es un síntoma muy conocido del embarazo que a menudo nos han explicado o hemos visto a las películas. Afecta alrededor de un 75% de las mujeres durante el primer trimestre de embarazo, pero la intensidad de este síntoma puede variar en cada mujer embarazada.

Las náuseas y los vómitos suelen aparecer hacia la sexta semana de gestación y se instalan durante el primer trimestre de embarazo, pasado el cual acostumbran a desaparecer o bien a reducirse mucho.

 

A pesar de que es un mito que las náuseas y los vómitos se dan por la mañana, también se pueden sufrir a lo largo de todo el día. Para aliviar los síntomas hay que comer más frecuentemente en pequeñas cantidades (el estómago vacío produce más náuseas, por tan es bueno que traigas a la bolsa algo para picar como galletas, frutos secos, etc...).

6. Cambios de humor

Los cambios de humor van muy ligados a todos los cambios hormonales. Así pues en un embarazo también hay cambios de humor en la mayoría de los casos, y también es un clásico que encontramos a las películas: mujeres "sensiblones" que lloran mirando un anuncio de la tele, o que se muestran terriblemente irritables y neuròtiques con la pareja por alguna fotesa. Esto puede parecer un cuadro un poco caricaturesc pero no deja de tener una parte de realidad.

Así pues, si te sientes alterada, nerviosa, baja de ánimos o sencillamente emocionalmente inestable, y esta inestabilidad o labilitat emocional no es atribuible a ninguna causa determinada y se alarga en el tiempo, puede ser un indicio probable de embarazo.

7. Micción frecuente y estreñimiento

A partir de la sexta semana de gestación las embarazadas a menudo experimentan ganas de orinar más frecuentemente debido al aumento de sangre y líquidos en su cuerpo. Es posible que notes esta sensación, que vas más a menudo al lavabo o que te tienes que quitar a media noche para ir.

También hay que tener en cuenta, si tienes estreñimiento y normalmente no tenías, que también podría ser un posible indicio de embarazo. Este síntoma es causado por el alto nivel de progesterona, que actúa relajando el tono muscular y retardando los movimientos de los intestinos.

8. Mareos y desmayos

Los mareos y los vértigos son muy frecuentes en el embarazo (los desmayos son excepcionales, pero no dejan de ser normales) puesto que los vasos sanguíneos se dilatan provocando una reducción de la presión arterial. Aun así, los mareos y vértigos pueden ser debidos a otras causas como niveles bajos de azúcar en la sangre, deshidratación, mala alimentación o cambios posturales, por ejemplo, al pasar de estar sentada a estar de pie o al levantarse de la cama. Por eso es recomendable no hacer los cambios posicionales de manera brusca sino suave.

Hay que estar alerta en el supuesto de que te sientas mareada y este mareo vaya acompañado de un sangrado y dolor abdominal. En este caso tendrías que ir al médico el más rápido posible puesto que, entre otras cosas, podría ser un signo de embarazo ectòpic.

9. Dolores de cabeza y dolores de espaldas

El dolor de cabeza es un síntoma frecuente de embarazo que puede surgir desde las primeras semanas de gestación. No hay una sola causa que los explique y fácilmente encontraréis que en diferentes fuentes de información, pone causas diferentes (deshidratación, falta de azúcar en sangre, causas hormonales, presión arterial elevada...). Sea como fuere es un síntoma más que nos podría hacer pensar en un embarazo.

El dolor de espaldas también es un síntoma de embarazo y este es debido a la progesterona que produce una relajación en la musculatura y ligamentos de la espalda preparándola para soportar el peso del bebé.

10. Temperatura basal corporal elevada

Si has sido anotando tu temperatura corporal basal y voces que durante 18 días esta ha permanecido elevada, casi seguro que estás embarazada, aunque también podría ser por otros motivos como por ejemplo una gripe, para decir alguno.

Otros síntomas de embarazo menos conocidos son: siete excesiva, sabor metálico a la boca, falta de hambre, capricho por ciertas comidas, hambre excesiva o exceso de saliva entre otros. Cada mujer es un mundo y puede ser que alguno de los síntomas cambio de una mujer a otra o de un embarazo a otro.Y de igual manera, la intensidad de los síntomas o su duración también variará para cada persona y embarazo.

LA PRUEBA DEFINITIVA: EL TEST De EMBARAZO

Estos 10 síntomas de embarazo tan sólo son indicios que te pueden ayudar a pensar que podrías estar embarazada. Además síntomas, más probabilidad de que lo estés, y si además le sumes un retraso en la menstruación, muchas más probabilidades.

Pero en ningún caso es la prueba que te indica que estás embarazada. Para saber si lo estás hace falta que te hagas una prueba de embarazo un golpe haya pasado, como mínimo, una semana después del día de tu primera falta.

SI SALE POSITIVO y SE UN HIJO DESEADO: FELICIDADES!! ESTÁS EMBARAZADA! EMPIEZA A PREPARARTE POR EL CAMINO QUE HAS EMPRENDIDO TÚ SOLA O CON TU PAREJA.

SI SALE NEGATIVO: NO TE DESANIMES! Muchos golpes con una sola semana de gestación la cantidad de gonadotropina coriònica humana en la orina no es suficiente todavía para ser detectada por la prueba, espera otra semana y si los síntomas perduran y no te viene la regla vuelve a hacértela!

(En caso de que volviera a salir negativo, ve al médico porque te haga la misma prueba a través de un análisis de sangre)