Contracciones de Braxton Hicks. Que son y como detectarlas

Las contracciones de Braxton Hicks dan nombre al médico que las descubrió en el 1872 y son más conocidas por el apodo de contracciones falsas

Las contracciones de Braxton Hicks son contracciones que aparecen a partir de la mitad del embarazo, aproximadamente en torno la semana 20. Estos movimientos se dan porque el cuello del útero se empieza a preparar para el parto. Durante estas contracciones el vientre se pondrá llevar durante algunos segundos. Estas contracciones no son rítmicas, no tienen regularidad, y tienen intensidad baja, por el que no son demasiado dolorosas. Por todo esto son diferentes de las contracciones que se dan durante el parto.

Las contracciones de Braxton Hicks dan nombre al médico que las descubrió el 1872 y son más conocidas por el apodo de contracciones falsas. Estas contracciones se producen porque ayudan al útero a fortalecerse y a ganar flexibilidad, por cuando el cuello se tenga que dilatar por el parto.

 


De contracciones de Braxton Hicks a contracciones de parte

A medida que el embarazo evoluciona, las contracciones de Braxton Hicks aparecen con más frecuencia e intensidad, pero constancia, el que no deja dudas que es una falsa contracción. Con el paso de las semanas y sobre todo en el último mes del embarazo tienen más frecuencia y sí que pueden causar un dolor no muy intenso. Podemos descartar que son contracciones de parte veían que no tienen carencia, puesto que las de parte, son rítmicas y largas.

Cuando se dan las contracciones rítmicas y largas ya son las de parte y que el cuello del útero ya haya empezado a dilatar bastante para iniciar el parto. Para soportar las contracciones de parte lo mejor es relajarse, ir cambiante de postura, ducharse y beber agua.

Més informació