Guía para escoger el cochecito del bebé

Escoger el cochecito ideal para nuestro bebé es, sin duda, una de las decisiones más importantes en la lista de compras de los padres y madres.

Hoy en día, el mercado ofrece una gran diversidad de opciones de cochecitos de bebé que varían tanto en diseño como en la dimensión, el peso y la funcionalidad . Por eso, con esta guía podrás elegir el cochecito de bebé que encaje con tu estilo de vida.

Que tenemos que tener en cuenta para escoger el cochecito del bebé

Define tus necesidades: No te dejes traer por la estética o la marca. Tienes que pensar en tu rutina, lo usarás cada día, si utilizara el transporte público o el coche, etc.

Dimensiones del cochecito: Cómo hemos dicho antes, el cochecito se tiene que adaptar a tu día a día y, por eso, tienes que considerar la medida del maletero de tu coche y del espacio disponible en casa para guardarlo o dejarlo aparcado.

Número de piezas: Normalmente, el cochecito está formado por el chasis, el capazo y la silla. La mayoría son compatibles con las cadiretes de coche del grupo 0 (estas cadiretes sirve desde el nacimiento hasta aproximadamente los 9 meses). El capazo se suele utilizar los primeros 6 meses de vida, por lo tanto, es importante fijarse con la silla, puesto que se utilizará más tiempo. Verifica que esta se pueda reclinar en varios niveles, que el reposapiés sea adaptable, que la capota tape el solo, etc.

 

Utilidad: Es importante que te sea cómodo de utilizar. Por eso, aconsejamos que el cochecito sea ligero, plegable y maniobrable.

Manillar: Verifica que la altura del manillar con tu estatura.

Tapicería: Es preferible que las fundas se puedan sacar para poder lavarlas con facilidad.

Pensando al ampliar la familia? Si la respuesta es afirmativa, o tienes un hijo grande, quizás tienes que considerar los cochecitos que permitiendo traer dos sillas a la vegada o bien los que se pueden incorporar un patinete para el más grande.

Seguridad: Verifica que el modelo del cochecito cumple con las normativas de seguridad vigentes, puesto que sus materiales tienen que ser resistentes pero no tóxicos. Por eso, tiene que tener la marca CE.

Por último, por el precio no te preocupes. Hay muchos cochecitos de segunda mano de las mejores marcas en perfecto estado que pueden ser ideales para tú. Puedes llegar a ahorrarte hasta un 50% de su precio original. Puedes encontrar estos cochecitos aquí.

Artículo recomendado por Mooms. Si quieres leer más artículos y recomendaciones suyas entra a su blog.