El método porque los bebés aprendan a comer sólo

Esta técnica fomenta la confianza y la seguridad del bebé y desarrolla sus habilidades de coordinación

A partir de los 6 meses, los pediatras recomiendan introducir alimentos y combinarlos con la lactancia materna: Verdura, fruta (a exención de las frutas tropicales y peludas, frutos secos... una primera fase), pollo, pasta, legumbres... El Baby led weaning es un método porque los bebés aprendan a comer sólo. Este método ayuda a las familias en esta fase en que los niños descubren la alimentación y que su curiosidad los trae a probar varios productos.

El Baby Led weaning, ideado por la nutricionista Gill Rapley y con miles de adeptas, recomienda ofrecer los alimentos cortados en trozos muy pequeños, puesto que los bebés todavía no han aprendido a comer con todas las garantías. Este tipo de técnica para aprender a comer sólo hace que el olor y los colores propios de los alimentos y su curiosidad innata cojan la comida y se lo pongan a la boca y vayan probando nuevas texturas y sabores. Si apuestas por esta técnica tienes que saber que los alimentos pueden caer en tierra y que el niño se manche. Pero el mejor es que el niño o niña aprenderá a comer. El mismo Baby led weaning defiende que esta es la manera más natural de aprender a comer y que desterra la necesidad de la papilla.

 

Descubrir nuevos alimentos y sabores

Según los defensores de la técnica del Baby led weaning, esta fomenta la confianza y la seguridad del bebé y desarrolla sus habilidades de coordinación. Además, los ayuda a descubrir nuevos sabores, texturas y olores . Para desarrollarla bien es importante que se le ofrezcan los alimentos uno por uno, el que permitirá detectar si algún producto le puede desencadenar alguna reacción alérgica o le sienta mal. También es importante iniciarlos con alimentos fáciles de coger con las manos y trozos blandos.

Cómo siempre no lo puedes dejar sin vigilancia, cómo hemos dicho anteriormente no le des frutos secos y alimentos difíciles de masticar o digerir, y ten mucha paciencia. Si en un inicio tu bebé no quiere comer trocitos recurrir a las cremas y purés, y déjale un platillo al lado con los trocitos porque se vaya animando. El importante es que tenga cubiertos los requerimientos nutricionales que corresponden a su edad porque se desarrolle perfectamente.

Més informació