Los adolescentes y la sexualidad, como lo entendemos?

Cómo entendemos la sexualidad de los adolescentes? Hoy os explicamos como ver el sexo desde la adolescencia.

El significado y valor de la sexualidad

Tenemos que entender la sexualidad en el sentido más positivo y amplio de la palabra. Forma parte de la personalidad humana para comunicarnos, transmitirnos afectividad, como fuente de placer, para reproducirnos, ...

La sexualidad es tan variada como el ser humano, puesto que cada persona adopta una manera particular de expresarse y de relacionarse con los otros.

Ni el sexo ni la orientación sexual se escogen a voluntad de cada cual. En este debate tan actual se empiezan a aprobar algunas leyes para garantizar los derechos de los menores y los adolescentes "trans", pero estamos lejos que nuestra sociedad acepte estos cambios.

La sexualidad en la educación

El pasado mes de noviembre a diferentes ciudades se manifestaron miles de estudiantes adolescentes para reclamar la creación de una asignatura de educación sexual.

Los y las adolescentes consideran que la educación sexual que reciben en la escuela es más "médica", pero no se habla de la educación afectiva ni emocional.

 

Los estudiantes también reclamaban que la familia los acompañe en esta educación. Actualmente todavía es un tema que incomoda bastante hablar dentro de la familia.

No podemos dejar la educación sexual en manso de Internet, las redes sociales, "you-tube" y otros referentes como los amigos y compañeros. La información puede ser desvirtuada o falsa y se los puede crear fantasías y confusiones.

Jaume Funes, psicólogo y educador especializado con adolescentes, opina que esta asignatura está desfasada. Considera que educar en la sexualidad es educar para enamorarse, por las primeras sensaciones de intimidad, las primeras relaciones, como aprender a estimar, respetar al otro, etc. y por supuesto también en la libertad de manifestar su orientación sexual.

Una sexualidad sin riesgos en adolescentes

Tener relaciones sexuales sin riesgo a la adolescencia, implica también conocer los métodos anticonceptivos actuales.

Tenemos que tener en cuenta que no hay ningún método seguro al 100%. Tenemos que conocer  cuál es lo más adecuado para cada persona y a cada situación.

El conocimiento y la utilización de métodos anticonceptivos podemos evitar contraer las más de 50 infecciones de transmisión sexual (ITS).

Los métodos anticonceptivos no se tienen que vivir como una limitación.

Ayudan a eliminar miedos y experimentar nuestra sexualidad con más libertad y menos riesgo.